Estimadas familias y alumnado, para todos nos resulta extraño un día de final de curso sin una despedida, sin los nervios ni último ensayo para que todo salga bien, sin la prueba de sonido ni el no te acerques allí que el micrófono se acopla, maestro ponme bien el birrete  …. 

Si hay aprendizajes académicos que están en los libros, páginas web, vídeos ….  estos meses que nos ha tocado vivir hemos tenido todos que aprender   a marchas forzadas como afrontar nuestras vidas alejados de lo cotidiano, desde la fila de la mañana al ruido ( ¡¡ bendito ruido en el colegio!!)  o la bajada de escaleras.  Acompañados de sus familias y profesorado, nuestros niños y niñas han aprendido lo más importante: la responsabilidad y la resilencia. Levantarse cada mañana esperando un correo, afrontar tareas echando tantas cosas de menos, tener sentimientos encontrados y, sin embargo, ponerse en marcha con un objetivo final.

Lo habéis hecho magnificamente bien, con dificultades de todo tipo pero sorteando obstáculos y mirando de frente.  Esa es la actitud responsable que vuestras familias y el centro siempre han querido más allá de la nota de una prueba.

No me quiero extender, simplemente deciros que os echaremos de menos (os hemos visto crecer, unas veces os hemos consolado y otras regañado … ) y también a muchas familias que hoy nos dejan después de muchos años de contacto en el colegio. En todo caso podéis contar con el centro para todo lo que necesitéis.

Cuando llega el momento de acabar, lanzamos nuestros birretes al aire, aunque este curso sea virtual …  Todo pasa y todo queda, pero siempre hay una señal para la alegría.

   
Copyright © 2020 CEIP MARQUESES DE LINARES. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.
© ALLROUNDER